Fabio Santana, guía y líder del Oviedo baloncesto

Oviedo Baloncesto

Un solvente Oviedo Baloncesto pone el 2-0

6 may. 2018

Jose Luis Rodríguez-Mera Rguez. @joselurr

Fotos: Hugo Álvarez/OCB.

Por primera vez, el Oviedo Baloncesto pone un 2-0 a favor en un playoff de LEB Oro. Y lo ha hecho con solvencia, llevando el peso del juego en los dos partidos ante Palencia Basket. El equipo de Carles Marco ha marcado las reglas de estos dos partidos y ha maximizado sus fortalezas ante el equipo palentino, en teoría más experimentado en este tipo de encuentros pero que ha visto como en los dos últimos cuartos de cada partido el OCB ha sabido imponer su juego para llevarse los dos partidos y estar a una victoria de las semifinales de LEB Oro..

El viernes vimos un partido trabado, donde las defensas se imponían claramente a los ataques. Los dos equipos, con todo muy estudiado, sabían cómo frenar a sus rivales: Oviedo CB defendía extraordinariamente los 2x2, con Barro, como siempre, imperial, demostrando que, posiblemente, es el mejor defensor de la categoría y cambiaba en los emparejamientos para recuperar posteriormente tras las ayudas, impidiendo tiros fáciles a Palencia; Palencia defendía muy bien las salidas de indirectos para tiradores de OCB y cerrándose cuando el balón llegaba al poste bajo, más pendientes de evitar que el balón volviese a salir al exterior que enviar ayudas al defensor..

Oviedo Baloncesto - Palencia

En un baloncesto moderno en el que el triple es prácticamente la primera opción de tiro, sorprendía ver cómo en los primeros 20 minutos tan solo se había anotado un triple, acabando el partido con tan solo 6 y paupérrimos porcentajes en los dos equipos, con las muñecas encogidas ante la trascendencia que siempre tiene un primer partido en un playoff. Así, cuando el Oviedo Baloncesto pudo hilar varias acciones positivas en ataque en el tercer cuarto, fue capaz de abrir hueco en el marcador, ventaja que supo gestionar en el último cuarto ante la insistencia de un Palencia que nunca dejó de creer en la victoria..

Este fe que vimos en el primer partido no apareció en el segundo, donde los gestos y manera de vivir el partido eran antagónicas en un banquillo y otro: en el lado del OCB, los jugadores vivían el partido de pie, dándose ánimos unos a otros y totalmente metidos en el trabajo colectivo, ya fuese en la pista o fuera de ella. Al otro lado, las caras de Palencia eran de abatimiento, sentados en el banco y con un lenguaje gestual que no invitaba a creer mucho en la victoria. Aún pese a las diferencias que se veían entre la manera de vivir el partido en uno y otro lado, Palencia era capaz de romper la gran defensa del OCB encontrando a Jordi Grimau y Andrés Miso, por momentos imparables y leyendo siempre a la perfección la defensa de los locales, alternando tiros lejanos con penetraciones a canasta, haciendo así más difícil  al OCB parar estas acciones. Un OCB que seguía viviendo del rebote ofensivo (14 en total) y los puntos que llegaban desde el interior, con Arteaga y Chema González castigando en 1x1, continuaciones o los mencionados rebotes ofensivos..

Oviedo Baloncesto - Palencia

En el último cuarto, con el partido igualado, buscaba Palencia atacar al debilidad defensiva de Chema González, a lo que Marco reaccionó moviendo el banquillo y volviendo a pista los Santana (buenos minutos por fin de Novak), Arteaga, Belemente, etc.. Entonces apareció Geks, con su primer triple en la eliminatoria y "encendió" Pumarín. El equipo metió una marcha más en defensa, con muchas manos y contactos y guiados por un excelso Fabio Santana (qué lectura del partido la suya, sabiendo cuándo correr, cuando parar, castigando cada debilidad del rival...), hiló varios ataques excelentemente jugados que abrieron brecha en el marcador. Palencia, equipo con muchos años en sus piernas, se veía superado físicamente por completo, incapaz de seguir el ritmo de un Oviedo Baloncesto que parece estar más fresco en este final de temporada, algo que Carles Marco parece querer explotar moviendo mucho el banquillo para que sus "titulares" lleguen lo más descansados posible al último cuarto y poder explotar ese plus físico ante un Palencia al que parece costar llegar a esa intensidad..

La serie viaja ahora a Palencia, donde el nuevo pabellón palentino puede ver cómo el OCB consigue el pase a semifinales. O por el contrario, la serie vuelve a Pumarín para dictar sentencia. .

Oviedo Baloncesto, LEB Oro


blog comments powered by Disqus