LEB Oro 2017/18 Oviedo Baloncesto

Oviedo Baloncesto

Rodaje para el Oviedo Baloncesto 2017/18

24 sept. 2017

Jose L. Rodríguez-Mera R. @joselurr

Y volvimos a Pumarín. Un par de partidos de pretemporada, ante Iraurgi y, sobre todo, el ACB Gipuzkoa Basket, nos sirven para colocar las piezas de este nuevo Oviedo Baloncesto sobre el tablero. El éxito de la temporada pasada posibilitó la fuga de jugadores (como comentaba con el director general, Héctor Galán, reconstruirse en verano era sinónimo de que la temporada anterior había sido exitosa). Con solo tres jugadores repitiendo del año pasado (Santana, Barro y el incombustible Víctor Pérez), son muchos los jugadores nuevos con los que Carles Marco debe volver a construir un equipo con esas señas de identidad tan apreciadas en Pumarín: defensa agresiva, ritmo y 40 minutos constantes de lucha. A día de hoy, el entrenador ovetense tiene mucho trabajo por delante y muchas piezas que ensamblar para volver a competir con los mejores en una LEB Oro que este año presenta un nivel medio superior al de la pasada temporada..

Santana y Cárdenas, la clave de la maquinaria

Fran Cárdenas, Oviedo Baloncesto

Si algo caracteriza los años de Carles Marco en Oviedo es la importancia que han tenido en sus proyectos los bases. Primero, el gran Ferrán Bassas y luego Dani Pérez, han sido fundamentales para el técnico, jugadores capaces de plasmar en la pista aquello que quiere su entrenador. Los dos, tras grandes temporadas en el OCB, tuvieron su oportunidad en la ACB. Esta temporada son dos los jugadores los que tendrán que recoger el testigo. Por un lado, Fabio Santana, en su segunda temporada en Oviedo, deberá conseguir una mayor regularidad en su juego y asentarse más como director que como ejecutor. Pero quizás la gran esperanza, el hombre que acabe siendo timón principal de este Unión Financiera sea el hijo pródigo, el retornado Fran Cárdenas. En sus dos años anteriores en Pumarín, dejó el recuerdo de jugador imaginativo, siempre a la carrera y uno de los favoritos de la afición, que ha celebrado su regreso tras su gris paso por Obradoiro. Vuelve un Cárdenas más maduro, evidentemente más hecho físicamente y parece, más cerebral, al que de momento le falta ese punto de frescura de años atrás. Sus problemas físicos en pretemporada pueden ser causa de ese juego más reposado, aunque la afición espera recuperar al antiguo Fran. Contra Gipuzkoa dispusieron de varios minutos juntos en pista, con Santana de 2, recurso que puede usar Marco cuando el partido requiera un punto de rapidez y ritmo alto..

El tiro exterior, con dudas

OCB Unión Financiera

Dudas, muchas dudas ha dejado el juego exterior en estos partidos de pretemporada. El 7 de 24 en tiros de 3 (no fue mucho más allá el porcentaje en tiros de 2: 34%) ante Gipuzkoa pone el punto de mira sobre Rinkunas, Geks y Víctor Pérez. De éste último poco podemos decir ya: alma del equipo, líder espiritual y siempre un guía para los nuevos (más este año con mucho jugador joven en la plantilla), sigue siendo un jugador de la confianza total de Carles Marco. Cada vez le cuesta más sacar el tiro tras carretón, bloqueos, etc, pero su actividad defensiva sigue siendo un comodín para apretar las clavijas defensivas y "conectar" al equipo con la grada. Mucho se espera de Davis Geks, jugador letón cedido por Estudiantes y que debe ser la referencia exterior del equipo. Arma rápido el brazo y es capaz de elevarse sin problemas tras recepción, debe crecer físicamente para ser algo más que una amenaza en el tiro exterior. Tadas Rinkunas, internacional en selecciones inferiores de Lituania, alternará entre el 2 y el 3, al ser algo más físico que Geks, aún sin destacar en ese aspecto. Deberá ser una amenaza en el exterior en el lado débil, esperando recibir tras el juego de 2x2 central y las ayudas de la defensa. Tres jugadores de un perfil similar, que hacen que surjan dudas sobre el puesto de 3 titular..

Los jóvenes Belemene y Karahodzic

Aunque ese 3 titular tiene nombre y apellido: Romaric Belemene. Con 20 años, físicamente es imponente, con un tren superior realmente impactante. Con opciones de jugar también en el 4, la falta de aleros altos en la plantilla hace que, con casi toda seguridad, le veamos jugar la mayoría de los minutos de 3. Con la configuración de la plantilla, su rendimiento puede ser clave para la temporada del OCB. En estos primeros partidos, se le ha visto algo perdido sobre la pista, sin mucha comunicación con los jugadores y algo "egoísta" en su juego, buscando siempre su propio tiro como primera opción sin demasiado acierto. Debe ayudar, y mucho en el rebote, y ser decisivo corriendo la pista, donde debe imponer su superioridad física..

Más gris incluso ha estado el bosnio Kenan Karahodzic (tremenda su historia personal), todo un 2,10 con capacidad de anotar desde el 6,75. Fïsicamente se da un aire a Mirza Teletovic y su juego va un poco en esa línea, aunque hasta ahora haya mostrado muy poco. Muy tímido en sus acciones, dio un pequeño paso adelante ante Gipuzkoa, intentando más cosas en ataque, aunque sin acierto. Deberá ganar en intensidad si no quiere verse relegado a 4º pívot de la rotación..

Un juego interior con muchas combinaciones

Arteaga (Oviedo Baloncesto)

Y si en el juego exterior hablábamos de cromos repetidos, todo lo contrario ocurre en el juego interior, donde Carles Marco va a tener multiples combinaciones a su servicio. El fichaje estrella del OCB ha sido sin duda, Óliver Arteaga. El veterano pívot es todo un seguro de vida en la categoría y sigue teniendo sus 12/14 puntos por partido en sus manos. Decisivo en el poste bajo, será referencia ofensiva en los minutos que esté en pista. Con un 5 de sus características, lo lógico es rodearle de 4 jugadores abiertos y ahí es donde debe encajar Karahodzic o el recién llegado Drew Maynard. Con 2 metros "pelaos" (si llega) todavía hemos visto poco de él. Pese a su falta de centímetros, es un jugador fuerte y se le ha visto correr bien la pista. Todavía perdido en sistemas, tendrá que mejorar en su velocidad en desplazamientos defensivos, sobre todo ante 4's móviles. Ofensivamente se le han visto movimientos algo toscos y no parece ser una gran amenaza desde la línea de 3, aunque sí que probo suerte en 4 ocasiones ante Gipuzkoa, con 1 acierto..

Completa la rotación interior el otro "ojito derecho" de Pumarín y Carles Marco: Mohamed Barro. Defensivamente, el interior favorito del entrenador por su defensa del "pick and roll": agresivo sobre el balón, rápido de manos y ágil en la recuperación. Sigue siendo un portento a la hora de rebotear y cada vez mejor anotador en acciones "en transición", es decir, siempre que esté en movimiento: culminando contraataques, en el 2x2 hacia el aro o recibiendo en línea de fondo para levantarse en movimiento. Sus recursos en el 1x1 o el tiro más allá de 2/3 metros siguen siendo limitados, lo que hace que su juego sea más de 5 que de 4 pese a su estatura. Probó Carles a hacer jugar juntos a Barro y Arteaga, una combinación que se nos antoja complicada por la falta de amenaza en el tiro que tienen ambos jugadores, que se pueden "pisar" el espacio..

En definitiva, un grupo prácticamente nuevo, con mucho trabajo por delante y al que el inicio de la competición le llega quizás, demasiado pronto. Mucho trabajo para Carles Marco y más con la presión de la temporada pasada, un año inolvidable que no debe ser, por el bien del equipo y la afición, la vara de medir al equipo de este año, un equipo con muchos jugadores jóvenes que son un "melón por abrir". Habrá quedarles tiempo y confianza para que crezcan tanto en el equipo como en la categoría..

Más info sobre el Oviedo Baloncesto.

Fotos: oviedobaloncesto.com.

Oviedo Baloncesto, LEBOro


blog comments powered by Disqus