Belemene, MVP del primer partido del Oviedo Baloncesto en Pumarin 17/18

Oviedo Baloncesto

Oviedo Baloncesto 87 - Sammic 66. 2-0 y progresando

8 oct. 2017

Jose L. Rodríguez-Mera R. @joselurr

Debutó el Oviedo Baloncesto 2017/18 en Pumarín, aunque bien podríamos decir que debutaron dos Oviedo Baloncesto: aquel con mucho por trabajar y matices por pulir y, por otro lado, el equipo físico que es feliz jugando a campo abierto. Así, en un segundo cuarto en el que Sammic Iraurgi dominó el ritmo del partido, el parcial fue 12-26. En el tercero, el OCB cambió la cara y el parcial fue de 29-12. Fin de partido..

Corriendo se vive mejor

Nos comentaba Carles Marco en rueda de prensa que el "atasco" del segundo cuarto, donde el OCB, obligado a jugar mucho en media pista al bajar alarmantemente el nivel defensivo, venía dado por dos motivos: uno, que es el segundo partido de la temporada y aún hay muchos automatismos que memorizar, muchos defectos que corregir y jugadores que adaptar. Pero también, que la plantilla parece hecha para correr más que para jugar en estático. Para ello, es fundamental defender duro y agresivo, porque sino es imposible. Así con Santana, Geks, Belemene, Maynard y Arteaga de salida en el tercer cuarto, el equipo apretó atrás y tuvo la opción de salir a jugar a campo abierto. ¿Resultado? 8-0 en dos minutos y, en un visto y no visto, partido "roto", el equipo enchufado con la grada (¡qué importate es siempre Pumarín en esos momentos de "locura" en los que entra en ocasiones el equipo!) y el Iraurgi con cara de ¿cuándo se nos ha escapado esto?). Dos datos esclarecedores del cambio producido entre el segundo y el tercer cuarto: en 20 minutos, las cifras del OCB eran 10 rebotes y 4 asistencias. En 10 minutos del tercer cuarto, sumaron 12 rebotes y 7 asistencias. Un equipo liberado cuando podía sacar el primer pase rápido y llegar a campo a la carrera. .

Parejas por trabajar

Maynard, Oviedo Baloncesto

En estático, donde los de Carles Marco sufrieron más, si se vieron detalles que marcan la línea a seguir por el equipo ovetense. Belemene y Maynard (el americano va a conectar muy bien con la grada de Pumarín, jugando al 120% cada minuto) se mostraron como una solvente pareja de 3/4, con los dos jugadores siendo capaces de jugar por fuera y por dentro. En el inicio del partido, ellos llevaron el peso anotador atacando a sus parejas de fuera adentro, aprovechando su fortaleza física, especialmente reseñable en un Belemene imponente. Su coordinación en ese dentro/fuera debe ser una buena fuente de puntos para el OCB. Otra tiene que ser el juego 2x2 entre Cárdenas y Barro. Ayer les costó, les costó mucho, coordinar el movimiento, con alguna que otra discusión entre ellos para ajustar el tempo del movimiento. Al final, lograron culminar una acción que, a buen seguro, será uno de los principales movimientos ofensivos del equipo y punto de partida de muchos sistemas..

Quien no necesita pareja y es una fuerza gravitatoria ofensiva es Oliver Arteaga. Todo lo que en Sonseca era gesticulación y, en ciertos momentos, "postureo", es en Arteaga sobriedad. Comentaba Lolo Encinas, técnico de Sammic, en rueda de prensa, que le veía muy integrado, muy metido en la dinámica del equipo y cierto es que su presencia cambia totalmente al equipo. Fue entrar en pista y volcar el juego sobre él en el poste bajo, donde hizó un agujero a sus defensores por la línea de fondo. Sigue siendo diferencial en esta Liga y asegura sus 12 puntos por partido que, sin duda, serán muy valiosos y, sobre todo, un seguro cuando el equipo se atasque en ataque..

Campeones Copa Princesa de Asturias

Al acabar el partido, los supervivientes de la temporada pasada, Santana, Barro y el capitán, Victor Pérez, descorrieron la cortinilla que tapaba el cartelón con el "Campeones de la Copa Princesa 2017", que se une así a los de Primera Nacional, campeones de EBA y LEB Plata. Esperemos que en un futuro muy próximo luzcan igual de bien en un nuevo pabellón...

Oviedo Baloncesto, Campeón Copa Princesa 2017

Fotos: Hugo Álvarez/OCB.

Más sobre el Oviedo Baloncesto.

LEBOro, Oviedo Baloncesto


blog comments powered by Disqus