Unión Financiera Oviedo - Breogán

Oviedo Baloncesto

El playoff llegó a Pumarin en enero. OCB 75 - Breogán 87

7 ene. 2018

Jose L. Rodríguez-Mera R. @joselurr

Fotos: OCB.

Domingo de perros en Oviedo, no había mejor plan en la ciudad que el Oviedo Baloncesto - Breogán. Y así quedó patente, con un lleno total en el pab7ellón y la visita de un amplio grupo de aficionados lucenses, que tuvieron el "honor" de ser, quizás, la primera afición reprobada por el familiar público de Pumarín. Más preocupados en insultar y provocar que en animar a los suyos, dejan atrás una mala imagen que poco tiene que ver con lo que es (o siempre ha sido) la entendida afición de un histórico del baloncesto español como el Breogán. Una lástima, y más sacando a relucir temas económicos (aquí todo el mundo juega por dinero, señores, y a Lofberg, por ejemplo, se le recibió con aplausos, entendiendo que su salida del Oviedo fue para mejorar, algo lógico), cuando el reciente pasado del equipo lucense tiene "zonas oscuras" como la famosa "Operación Pulpo" acerca de la financiación ilegal del equipo lucense por parte de la Diputación de Lugo. En fin....

Con las gradas en ebullición, en la pista vimos un auténtico partido de playoff, con los dos equipos muy intensos de salida y luchando cada balón, conscientes de la importancia del partido. Y es que no fue hasta el último cuarto, cuando el Breogán impuso su fondo de armario y veteranía, cuando se vio una diferencia entre los dos equipos, hasta entonce muy igualados. Defendía muy bien el Oviedo la línea de 3 puntos, impidiendo los tiros cómodos de un Breogán que encontraba en la media distancia de Johan Lofberg la mejor manera de generar ventajas, leyendo el ex-OCB muy bien la defensa de los de Marco. En ataque, tanto Barro como Arteaga dominaban la zona, cada uno a su manera: Oli, jugando de espaldas en aclarados, Barro, atacando de cara y buscando sacar ventaja de su superioridad física. .

Necesitaba el Oviedo Baloncesto la aportación de alguien más, y ése fue Drew Maynard en el inicio del tercer cuarto. Capaz de lo mejor y lo peor (tres despistes defensivos cuando apareció en pista en el primer cuarto sacaron de sus casillas a Carles Marco), 8 puntos suyos ponían al OCB siete arriba y levantaba a Pumarín con su ya característico gesto brazos en alto. Lezcano paraba un partido que parecía írsele por momentos. .

Una rotación corta, una rotación equivocada

Cierto es que con la baja de Cárdenas la rotación del Oviedo Baloncesto ha quedado tocada, algunas decisiones en la segunda mitad del último cuarto de Carles Marco cortaron el ritmo del equipo, que de repente se desenchufó y vio como se le iba el partido. Porque el partido se decanta del lado de Breogán desde ese 50-41. Necesitado de descanso sus mejores hombres, en pista aparecieron simultáneamente Rinkunas, Belemene y Karahodzic. Y el equipo colapsó en ataque, contagiando ese colapso a la defensa, con Salva Arco oliendo la sangre (11 puntos en este cuarto). Del 50-41, en apenas seis minutos se pasó al 58-62 y la tendencia del partido totalmente invertida. Un 8-21 que debió cortar mucho antes Carles Marco, con tiempos muertos y cambios. Y es que quedó a la vista el pobre rendimiento de Rinkunas, totalmente intrascendente y el siempre frustrante Karahodzic. Tras una primera vuelta completa, es evidente que no son capaces de mantener el nivel de los titulares, dejando la rotación en días como hoy en 7 hombres. Y si a esto unimos el mal momento de Belemene, otra vez hoy fallón y leyendo mal el partido, al Oviedo Baloncesto se le hacen los partidos largos, y más ante equipos tan completos como el Breogán, incansable en su labor de ir poco a poco agotando la resistencia de los locales, muy cargados de faltas en sus hombres altos. Juntar en pista a estos jugadores fue demasiado "castigo" para los locales, que quizás hubiesen necesitado mantener siempre en pista otra referencia exterior (Víctor o Geks) y haber estirado, pese a las faltas, el buen momento de Maynard. Ahí "murió" el Unión Financiera..

Drew Maynard y su característico gesto

El último cuarto no hizo más que continuar la tendencia de los minutos finales del tercer cuarto y ni la vuelta a pista de Víctor, Geks o Barro pudo ya cambiar el partido, estando los locales muy tocados por las faltas y la acumulación de minutos (Fabio Santana 36) y Breogán luciendo veteranía para controlar totalmente los últimos minutos..

Acaba la primera vuelta Oviedo con 11 victorias y 6 derrotas, instalado en la parte alta de la clasificación y un margen de 3 victorias con el corte del playoff. Un gran papel que necesita de refuerzos en forma de fichajes (un base en sustitución de Cárdenas y quizás un 3 en lugar de Rinkunas, pasando Belemene a jugar más de 4 que de 3, donde sus malos porcentajes de tiro lastran su rendimiento) para aguantar el exigente ritmo de una LEB Oro más competida que nunca..

 Más sobre el Oviedo Baloncesto.

LEBOro


blog comments powered by Disqus