Gatlin derrota a Bolt en los 100m de Londres 2017

Eventos

100 metros: El Rey ha muerto

6 ago. 2017

Jose L. Rodríguez-Mera R. @joselurr

"Se hizo el silencio, se hizo el silencio...".

Así empezaba la canción "El rey ha muerto" de los siempre reinvindicables El Niño Gusano (uno de los mejores grupos de la historia del pop español. He dicho) y eso ocurrió ayer en una fría noche londinense. El Estadio Olímpico, una pequeña Kingston, se quedaba en silencio mientras el marcador mostraba los resultados de la final de los 100 metros. Usain Bolt caía derrotado. .

Y no por el hecho de ser más o menos esperado el shock fue menor. El estadio respondía con pitos al ganador, Justin Gatlin, las redes sociales mostraban la tristeza del mundo al ver como la Leyenda Bolt se despedía con una derrota. Avisaba en las redes Ángel Rodríguez, "el Pájaro" ya en semifinales que veía a los dos americanos un puntito por encima del jamaicano (la de dinero que habría dado esa apuesta). En nuestra previa hablábamos de que Bolt llegaba con más dudas que nunca y que De Grasse era el gran favorito al título. La baja final del canadiense parecía ser un último golpe de suerte para el gran campeón, para que la leyenda cerrase el círculo, pero allí estaba esperando su oportunidad, un año más, Justin Gatlin, el malo de la película..

Gatlin, 35 años, campeón olímpico en 2004 por delante de Obikwelu y Mo Greene y campeón del mundo en 2005. Una eternidad. Después. la testosterona y cuatro años de sanción. Y el cartel de "dopado" de por vida. A su vuelta, el 100 había descubierto al Mesías, al nuevo Rey, a Usain Bolt. Desde entonces, su vida ha sido un correr detrás del jamaicano y cada derrota, gasolina para volver a intentarlo. Una y otra vez. Una y otra vez. Sabía que era su última oportunidad. Sabía que lo tenía más cerca que nunca. Y Gatlin no dejó pasar su oportunidad. Allí donde aceleraba Bolt hasta humillar a sus rivales (entre los 60 y 80 metros) apareció ayer el de Brooklyn para conseguir su sueño: derrotar en una gran prueba a Usain Bolt (lo había logrado en 2013 en el meeting de Roma). Abucheado desde las gradas, a Gatlin se le escapaba el gesto de mandar callar, fruto de la tensión acumulada, aunque rápidamente fue a rendir pleitesía al rey caído, en una de las fotos para la historia del atletismo..

.

.

No era el hombre indicado para derrotar a Bolt; el relevo pasaba por De Grasse o el joven Coleman, savia nueva para una velocidad que se queda huérfana. Pero fue Gatlin quien apareció, llevando al 100 de nuevo a la década pasada, con un triunfo en 9,9 largo, tal y como habíamos comentado en esta web..

Falto de motivación para entrenarse día a día, demasiados nervios ante una última carrera que el mundo, sí, así en general, El Mundo, deseaba que ganara, no era el Bolt que hemos conocido el que ayer se puso en los criticados tacos de salida. Ahora se comenta que una retirada en Río, en lo más alto, hubiese sido una retirada a tiempo, pues un año post olímpico es siempre un año duro, y más para alguien que lo ha sido todo. Patrocinadores, mucho dinero en juego, el por qué no una vez más...eso llevó a Bolt a presentarse más débil que nunca allí donde le esperaba su némesis, un Justin Gatlin que estropeó el más bello de los cuentos....

Ya lo cantaba Sergio Algora: "el más triste final, el más triste final del cuento...".

.

.

Atletismo, Londres 2017


blog comments powered by Disqus