Análisis Euroliga 2018-2019

Euroliga

Ya está aquí la Euroliga 2018/19

10 oct. 2018

Jose L. Rodríguez-Mera R. @joselurr

Pues sí, llega el momento en que el Real Madrid ponga en juego el título ganado en Belgrado hace apenas unos meses. Otra temporada de la Euroliga que comienza y que se presenta igual de apasionante que los últimos años, con un formato ya afianzado y con continuas mejoras que la han convertido en la mejor competición de baloncesto en Europa..

El Real Madrid, ¿repeat?

El campeón entre en juego con, posiblemente, la vitola de principal favorito. ¿Es posible el repeat? Sin duda. Difícil (recordemos, 2 títulos en 5 presencias en f4 en los últimos 6 años), pero el equipo de Pablo Laso tiene la experiencia, la calidad y, parece, el hambre, para volver a ser Rey de Europa. Cierto es que ha perdido a Luka Doncic, dueño y señor de la competición la última temporada, pero ha encontrado quizás el mejor sustituto: Sergio Llull. Porque Sergio volverá a ser el líder del equipo, en espera de comprobar si su juego recupera el nivel de hace dos años. Junto a él, un bloque perfectamente ensamblado, con Campazzo listo para dar un nuevo paso al frente y convertirse en jugadores de referencia en Europa. Prepelic viene a añadir artillería y soluciones exteriores alequipo, y el Tortuga Deck parece listo para "impactar" sobre el juego ya mismo. Por si fuera poco, Kuzmic, también ausente el año pasado, refuerza aún más un juego interior que espera, en un ahora o nunca, ver la mejor versión de Anthony Randolph. Pero quizás sea un nombre el que más destaque: Edy Tavares. Y esto es porque, simplemente, el caboverdiano es, ahora mismo, el jugador con mayor impacto en el juego en este lado del océano. Así de simple. Su presencia en la pista cambia partidos: defensivamente, es un muro defendiendo las proximidades del aro y un seguro para sus compañeros, sabedores que pueden arriesgar en líneas de pase y presión sobre el balón con un corrector defensivo de esa magnitud atrás. Y siempre, enfocando la defensa a que el rival caiga en la trampa de encontrarse con el pívot, obligando bien a un mal tiro o a volver a sacar el balón fuera y que el reloj de la posesión empiece a ser un problema. En ataque, hacerle llegar un balón a 2 metros del aro es producción asegurada (por encima del 80% en tiros de campo), además de ser una amenaza constante en el PNR y segundas oportunidades. Sin antídoto en Europa, Tavares puede hacer que el equipo de Laso, siempre marcado por el juego exterior, sea un equipo que depende de un 5. Del 5 más determinante de Europa..

Milano, Jugoplastika, Maccabi y Olympiacos. ¿Será el Real el próximo en el club de los "repetidores" en Euroliga (con formato F4, aclaro)?.

Cómo me gusta Olympiacos

Spanoulis, Mantzaris, Papanikolau, Printezis y Milutinov. Cinco sospechosos habituales que vuelven a tener como objetivo volver a meter a Olympiacos en la F4 tras la ausencia del año pasado. Algo posible si al quinteto mencionado sumamos otros tantos fichajes de calidad: William-Goss se "pasó" la Liga Adriática el año pasado, Toupane, mi gran debilidad del exitoso Zalgiris del año pasado, unos Timma y Vezenkov con ganas de reivindicarse y Zach LeDay como 5 suplente. Y para rematar, otro "favorito" de esta casa, Strelnieks para completar la rotación exterior. Con un Spanoulis cada vez más limitado físicamente y minutos controlado, la inteligencia y poder anotador de William-Goss será fundamental, así como el músculo que añaden Toupane, Timma y LeDay al lado más defensivo de un Olympiacos que cuenta con su gran novedad en el banquillo: David Blatt. Un seguro siempre en los banquillos, la gerencia del equipo del Pireo le ha puesto entre manos un equipo capaz de competir desde el minuto uno. Año I de un proyecto que pinta realmente bien..

.

.

CSKA, Fenerbahce y Panathinaikos, objetivo F4

Junto a los dos mencionados, CSKA, Fenerbahce y Panathinaikos vuelven a partir entre los favoritos a levantar el gran trofeo europeo. Ninguna novedad, ¿verdad?.

CSKA firma un chorro de presencias en Final Four que ya no merece la pena ni contar, pero a su vez, tiene casi el mismo chorro de fracasos en la gran cita. Un CSKA en el que sorprenden dos cosas: por un lado, la continuidad de Itoudis, al que muchos dábamos por despedido tras el enésimo fracaso en semifinales. Y dos, la ausencia de fichajes de relumbrón. Pocas salidas (Khryapa, Fridzon...) y pocos fichajes, ninguno de primerísimo nivel, con lo que volverán a ser De Colo y Sergio Rodríguez las principales amenazas del equipo ruso, con los ya habituales secundarios (Higgins, Clyburn, Kurbanov, Hines...) los que deberán aportar ese plus que faltó el año pasado. Llega para el exterior (¡cómo echan de menos a Aaron Jackson!), Hackett y añaden al juego interior a Alec Peters, un 4 con muy buena mano y Bolomboy, un perfil físico que buscará seguir los pasos de la leyenda Kyle Hines. Quizás, el CSKA que menos asusta de inicio en los últimos años. Veremos a ver cuando llegue mayo...

Tampoco se presenta con excesivos cambios el Fenerbahce. Y ni falta que hacen diréis. Pese a la huida del patrocinador Dogus y las dudas surgidas, el equipo de Obradovic mantiene su columna vertebral y tan solo ha realizado los cambios obligados por la marcha de jugadores a la NBA (Wanamaker, Nunnally..). Así, para el exterior llega Tyler Ennis, un primera ronda del draft que no ha acabado de cuajar en la NBA. Un 1/2 que veremos cómo se adapta al siempre exigente Zeljko. Por dentro, Lauvergne sí es un cambio respecto a la estructura de los últimos años, que ocupana esa plaza de interior con un perfil más físico. El francés, sin rehuir la batalla interior, es capaz de abrirse y amenazar desde el exterior, dando la opción a Fenerbahce de jugar con 5 jugadores abiertos y atacando de frente el aro cuando se junten en pista Melli y Lauvergne o incluso Kalinic en el puesto de 4. .

Xavi Pascual inicia la que puede (y debe) ser su temporada definitiva en el Panathinaikos. Un equipo que ya conoce y del que ha ido adaptando el roster a su gusto: físico y más físico. Este año, la vuelta de tuerca llega con DeShaun Thomas, Lasme, Papapetrou (ojo a su vuelta al Pireo...) y, sobre todo, su particular "Navarro": Keith Langford. Un equipo múy poderoso al que quizás le falte algo de amenaza exterior (me sorprende que hayan prescindido de KC Rivers), pero que hará de cada partido contra ellos una guerra. Calathes, en busca del tan ansiado MVP y recuperar un título que se resiste para los verdes desde el año 2011..

.

.

Baskonia y Barça, f4 y playoff

Baskonia está ante su gran sueño. Querejeta por fin ha conseguido una Final Four para Vitoria y ahora tan solo falta que el equipo remate la faena clasificándose para la cita. ¿Posible? Por supuesto. ¿Sencillo? Ni mucho menos. Pero seguro al 100% que van a estar en la pelea hasta el final. ¿Por qué? Porque el Buesa Arena morderá desde el primer partido, porque en Shengelia tienen a un top5 de la competición y con Pedro Martínez, lo mismo a nivel de banquillo. Por H o por B, el técnico barcelonés acaba sacando lo máximo de sus plantillas y formando un equipo competitivo, duro en defensa e inteligente en ataque. Junto a Shengelia, necesitá Baskonia rendimiento instantáneo de dos de sus incorporaciones: Shields y Hilliard. Y un nombre que a mí me parece clave: Luca Vildoza. El de Mar del Plata cuenta con muchas papeletas para acabar siendo el base titular del equipo, con Huertas reservado para pocos minutos (pero de calidad) y Granger...bueno, Granger no sabe Querejeta cómo quitárselo de encima. Con Janning, Garino e incluso Voigtmann como amenazas en el lanzamiento exterior sin necesidad de balón, Pedro Martínez construirá un equipo duro atrás, que busque anotar en transiciones y, en estático, crear para sus principales amenazas con mucho lanzador en el lado débil. El Buesa Arena les espera con sus mejores galas en el mes de mayo..

.

.

En Barcelona, pues más de lo mismo de los últimos años: nuevo proyecto, muchas dudas y signos de no saber muy bien qué dirección tomar. A día de hoy, la Final Four parece quedar lejos para las aspiraciones de los hombres de Pesic. Ya sin Navarro en sus filas, el primer asunto a determinar es quién será el líder del equipo, el "go-to guy" cuando la situación se ponga "fea". Tomic...pues mire usted, no. Heurtel es siempre una bala al aire...así que todo parece indicar que bien Kevin Pangos o Kyle Kuric tomen la alternativa del gran Navarrovic. Aunque el hombre que debe acaparar protagonismo es, sin duda, Singleton. Un jugador que ya ha demostrado en la Euroliga su capacidad para marcar diferencias. Excelente defensor y resolutivo en el 1x1, debe ser el faro de este nuevo Barça. Su encaje en los sistemas de Pesic es la mayor incógnita: siendo más diferencial en el puesto de 5, la presencia de Tomic y Pustovyi en la plantilla parecen empujarle al puesto de 4, donde su rendimiento deja algo más de dudas..

Lo que sí parece claro es que no será este Barça un equipo espectacular. Con Pesic al mando, parece que habrá paladas y paladas de cemento en el Palau este año, algo para que perfiles como Ribas, Hanga, Blazic, Claver y Oriola parecen los correctos. No así el de Kevin Seraphin, toda una incógnita tras su lesión y que tendrá que mejorar mucho en defensa si quiere tener oportunidades con Pesic. Muchas incógnitas por resolver..

¿Será Milano el nuevo Zalgiris?

Y si....a ver , que es que no me sale ni escribirlo. ¿Y si es este el año de AX Milano? Sí, este año parece que el equipo italiano sí ha fichado bien y no se han gastado el dinero tontamente. Han localizado debilidades y han fichado lo mejor que había en el mercado, juntando, este año sí, una plantilla capaz de mirar a los ojos a cualquier otro equipo de la Euroliga. Y es que qué menos se puede pedir a un equipo que luce en el backcourt a Mike James y Nemanja Nedovic. Cerca de 40 puntos por partido pueden salir solo de sus manos: excelentes penetradores, capaces de reventar un partido en pocos minutos, son además dos jugadores que pueden potenciar el juego de dos de las renovaciones de los italianos: Gudaitis y Tarczewski, dos interiores capaces de poner buenos bloqueos y continuar hacia el aro. Por si fuera poca "dinamita" la mencionada, desde el banquillo aportarán puntos e intensidad Curtis Jerrells, Bertans y ese talento llamado Amadeo Della Valle. Y para las posiciones de 3/4, Jeff Brooks, Micov y un jugador que, este año sí, debe imponer su talento en Europa: Mindausgas Kuzminskas. Él debe ser el "pegamento" de este equipo, jugando de 4 en formatos pequeños (algo que Pianigini pondrá en acción en, creo yo, sobre todo finales de partido) y de 3 junto a Micov para hacer la cancha pequeña, abriendo las esquinas para las penetraciones de los exteriores. Sí, este año pinta bien el proyecto del Armani Milano. .

.

.

Efes, Maccabi y Khimki, mucha ruido y pocas nueces

Si bien Milano ha sido estos años el equipo que, posiblemente, peor haya invertido su presupuesto, son Efes, Maccabi y Khimki otros "sospechosos habituales". Y su presencia en el playoff, complicada en esta edición. En Estambul, los de Ataman (con sus partidarios y detractores) han vuelto a cambiar prácticamente todo el roster. Nueve caras nuevas que habrá que ver como ensambla el siempre peculiar técnico turco. Sobre el papel, un 5 inicial con Larkin, Beaubois, James Anderson, Motum y Dunston no suena mal, pero habrá que ver cómo encajan unas piezas que, a nivel defensivo, pueden tener muchos problemas. Krunoslav Simon puede entrar a dar algo más de equilibrio, con Beaubois como 6º hombre, reduciendo sus minutos en aras de un mayor volumen ofensivo. O los locales Balbay, Batuk y Birsen, que pueden ofrecer ese caracter y compromiso que, en algunos de los antes mencionados, habrá que comprobar si los resultados no acompañan desde el inicio..

Khimki vuelve a ser un proyecto alrededor de Alexei Shved. Sí, quizás la mayor amenaza ofensiva del continente, pero que sigue sin ser capaz de liderar el proyecto ni involucrar a sus compañeros de manera eficiente en el juego. Marcados por la desgracia de Tyler Honeycutt, sus fichajes responden a un perfil medio-bajo: Bost, Crocker, Prather...jugadores que han brillado en equipos de segundo nivel europeo pero que aún no sabemos cómo rendirán en toda una Euroliga. Los 20 y tantos puntos por partido de Shved están garantizados. Ahora, veremos los demás....

Y Maccabi. Maccabi, para satisfacción del que esto escribe, sigue pareciendo un equipo desnortado. Otra vuelta de tuerca de nombres nuevos con Spahija al mando. Mucha presión para un histórico que hace años no es competitivo. A destacar sin duda el fichaje de Scott Wilkebin, héroe del título de Darussafaka en la pasada Eurocup. Junto a él destaca la vuelta de Jeremy Pargo, quien con 32 años puede tener un rol importante saliendo desde el banquillo. Para el juego interior llegan dos NBA en su primera experiencia europea: Johnny O'Bryant, especialista en el rebote y "trabajo sucio" y Tarik Black, sólido defensivamente y buen continuador y jugador por encima del aro. Dos jugadores que no son capaces, a priori, de generarse sus propios puntos, lo que puede ser un problema para el equipo macabeo, excesivamente dependiente de sus jugadores exteriores. Parece más fiable la presencia interior de Alex Tyus. Mucho "melón por abrir" como para confiar en lograr algo grande..

Darussafaka, Bayern, Gran Canaria y Buducnost, cola de león

Son los cuatro equipos en apariencia más débiles de la competición. Darussafaka parece tener peor equipo este año que el año pasado, el de la conquista de la Eurocup, pesando sobre manera la baja de Wilkebin, algo que tendrán que cubrir entre McCallum y Markel Brown (de vuelta en Europa tras apenas 5 partidos en Khimki hace 2 años). Jeremy Evans (otro ex Khimki) y Michael Eric pondrán el físico interior..

Algo más compacto y de fiar parece el Bayern Munich de Radonjic, que puede construir sobre un 5 inicial de muchas garantías: Jovic (aún lejos de aquel jugador determinante de Estrella Roja), Koponen, Lucic, Devin Booker y uno de los fichajes más llamativos de la temporada en la Euroliga: Derrick Williams. Todo un número 2 del draft que tras pasar por la liga china y no hacerse hueco en los Lakers, busca reconciliarse con el baloncesto en Europa. Jugando como 4, su rendimiento es toda una incógnita. Completan la rotación ilustres veteranos como Leon Radosevic o Nihad Djedovic. Darán más de un susto..

A priori, Gran Canaria y Buducnost parecen condenados a sufrir el altísimo nivel de la Euroliga: cada victoria será un triunfo y quizás algún grande sepulte sus opciones de playoff con una derrota ante estos dos equipos. El equipo canario presenta un roster veterano, con muchas guerras entre pecho y espalda, lo que puede ser un plus en finales apretados, pero también lastrar al equipo ante el ritmo frenético de la competición. Necesitarán los de Maldonado un gran nivel de Hannah, Strawberry y Ericksson, así como que Balvin y Tillie se mantengan sanos en un juego interior que completan Baez y Pasecnicks. Poco parece para este nivel. .

El Buducnost, el equipo en el que se hizo famoso Dusko Ivanovic, intentará ser competitivo en el Moracâ y disfrutar todos y cada uno de los partidos en la Euroliga. Con Nemanja Gordic al frente y Nikola Ivanovic , Zoran Nikolic y el capitán Suad Sehovic como estandartes, será ellos, junto a los recién llegados Edwin Jackson, Aaron Craft, Clarke, Clark y Alen Omic los principales protagonistas del equipo de Aleksander Dzikic, el hombre que desde el banquillo llevó a los de Podgorica al título de la ABA..

Euroliga


blog comments powered by Disqus